6 efectos inesperados del alcohol en el cuerpo de la mujer

Guardar Compartir
Compartir

En un intento por justificar la presencia del alcohol en la vida de las personas, a algunos se les ha ocurrido la idea de que es una influencia mística y positiva en su salud. ¿Es realmente así?

Lo primero que hay que saber aquí, es que las mujeres son más susceptibles a los efectos del alcohol y a las toxinas en sus cuerpos. Las mujeres se emborrachan más rápido y tardan más en volver a estar sobrias. Además, la caída del estrógeno en la semana premenstrual hace que las mujeres sean más sensibles a dolores y molestias, por lo que sufrirías aún más por la resaca durante este período.

En segundo lugar, el consumo de alcohol puede tener un efecto negativo en tu ciclo menstrual. Además, las mujeres que están planeando quedar embarazadas disminuyen su fertilidad con el consumo de alcohol.

En tercer lugar, el consumo de alcohol aumenta el tiempo necesario para la concepción, aunque aún no se conoce el volumen exacto de alcohol que influye en la ovulación.

En cuarto lugar, después de varios estudios a gran escala, queda claro que existe una relación entre el consumo de alcohol y el cáncer. Un informe de 2014 de la Organización Mundial de la Salud concluye que aproximadamente una de cada cinco (21.6%) de todas las muertes relacionadas con el alcohol se deben al cáncer. El cáncer de mama es la forma más común de cáncer entre las mujeres, por lo que es importante conocer cómo el consumo de alcohol puede aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad.

 

En quinto lugar, beber cualquier cantidad de alcohol en cualquier etapa durante el embarazo puede dañar al feto. Esta es la razón por la que los oficiales y jefes médicos del Reino Unido sugieren que el enfoque más seguro es no beber alcohol durante el embarazo. Si estás embarazada ahora y sólo bebiste pequeñas cantidades de alcohol antes de darte cuenta de que estabas embarazada, y lo dejaste cuando te enteraste, el riesgo es bajo. Habla con tu ginecólogo si estás preocupada.

 

Por último, el alcohol puede desencadenar algunos síntomas de la menopausia, como sofocos y sudores nocturnos. La menopausia también puede interrumpir tu sueño debido a los sudores nocturnos y/o hacer que aumentes de peso; el alcohol a menudo empeora estos dos problemas.

 

Algunos datos aterradores

Los datos nacionales muestran que la tasa de mortalidad por cirrosis se disparó en un 57% entre las mujeres de 45 a 64 años de edad, entre los años 2000 a 2015 en los EE. UU., en comparación con el 21% de los hombres. Y aumentó un 18% en las mujeres de 25 a 44 años de edad, a pesar de haber disminuido en un 10% entre sus pares masculinos.

 

Tomar alcohol para relajarte no es la forma correcta de hacerlo. Eventualmente terminarás como mínimo con el sueño interrumpido. Encuentra otros métodos y considera algunas alternativas para combatir el estrés, como ir al gimnasio, meditar o tomar un baño caliente.

 


Consejos de salud para mujeres
1.2 k Suscriptores

Inicio Mia App Top Women's Health Cycle & Periods Fertility Issues Love & Relationship Pregnancy & Parenting Fitness & Nutrition