Bulto en el seno: ¿Qué debes hacer si encuentras uno?

Save Share
Share

Un bulto en el seno es una hinchazón o protuberancia localizada que se siente diferente al resto del tejido que lo rodea o al tejido del seno en esa misma área pero en tu otro seno. Existen diferentes tipos de bultos y hay varias razones por las cuales puedes tener uno.

Los bultos pueden ser suaves y pequeños como una "gomita de caramelo", o ligeramente maleables o duros como una "semilla". Algunos bultos se sienten como si tuvieran un borde distinto, mientras que otros pueden sentirse como un área de tejido más grueso.

No todos los bultos son cancerígenos

La mayoría de las mujeres tiene áreas con bultos en los senos y casi el 80% de los bultos no son cancerígenos. De vez en cuando pueden aparecer bultos de diversos tamaños en los senos. Los bultos benignos en el seno pueden ser causados por una lesión, una condición benigna, infecciones o cambios hormonales normales. No requieren cirugía.

Algunas de las causas más comunes son:

Los fibroadenomas son los bultos benignos más comunes. Si los presionas, son bultos sólidos, redondos y gomosos que se mueven. Por lo general son indoloros. Las mujeres entre 18 y 35 años son más propensas a tenerlos. Estos bultos benignos generalmente no se vuelven cancerígenos. También son más comunes en las mujeres afroamericanas.

Los cambios fibroquísticos pueden ocurrir debido a cambios en las hormonas durante tu ciclo menstrual. Podrías tener bultos en ambos senos que aumentan de tamaño y sensibilidad justo antes del inicio de tu período. Se agrandan rápidamente en respuesta a las hormonas liberadas al principio de esta fase. Los bultos pueden ser duros o gomosos y pueden sentirse como un bulto único (grande o pequeño). Los cambios fibroquísticos también pueden hacer que el tejido mamario se espese. Es posible que también observes secreción del pezón.

Un quiste simple es un saco no canceroso lleno de líquido en el seno. Por lo general, se siente suave y gomoso debajo de la piel. Los quistes pueden variar en tamaño. Su sensibilidad y tamaño a menudo cambian con tu ciclo menstrual. Algunos quistes mamarios pueden ser indoloros, mientras que otros son bastante dolorosos. Hay muchas causas posibles de los quistes mamarios: principalmente pueden desarrollarse en respuesta a las hormonas relacionadas con la menstruación.

Un lipoma es un bulto blando y gomoso debajo de la piel, generalmente de menos de 5 centímetros de ancho. A veces, pueden desarrollarse más de uno. Esto ocurre cuando un bulto de grasa comienza a crecer en el tejido blando de tus senos. Si un lipoma duele o no te gusta su aspecto, es posible que desees removerlo.

¿Qué hacer a continuación?

Consulta a tu médico. Las mujeres con un bulto en el seno deben someterse a un examen más detallado según lo prescrito por el médico.

 Recuerda hacerte un autoexamen mamario todos los meses a los 7 a 10 días de iniciado tu ciclo menstrual. Te ayudará a detectar cualquier cambio en la estructura del tejido mamario. El autoexamen te ayuda a aprender más sobre tu cuerpo y detectar cualquier cambio posible.

 


Health Tips for Women
1.2 k Subscribers

Home Mia App Top Women's Health Cycle & Periods Fertility Issues Love & Relationship Pregnancy & Parenting Fitness & Nutrition